5 consejos para hacer creatividades publicitarias

¡Hoy es el Día Mundial de la Creatividad! Así que como no puede ser de otra manera, post creativo 😀

Seguro que ya conoces el poder de una campaña de marketing digital, e incluso sabes cómo llevarla a cabo dependiendo del tipo de marca o producto que tienes.

El marketing digital, hoy más que nunca, ve sus resultados en función de su atractivo. ¿Por qué? Pues quizás porque estamos en una época donde ya está todo visto o donde todo parece una copia constante de lo mismo.

La diferencia la haces tú, en el tipo de contenido o en el formato que uses para hacer llegar tu mensaje al público.

De ahí que determinadas creatividades ayuden a generar mayor popularidad y por consiguiente atraigan a más clientes y usuarios o que generen un mayor número de impactos. Así que en este artículo nos centraremos en un tipo de soporte para tu estrategia: los creatividades publicitarias.

Aunque ambos son fundamentales, muchas veces un buen diseño puede atrapar más que un contenido de valor.

Por eso, aquí tienes 5 consejos para hacer creatividades publicitarias atractivos para tu campaña de marketing digital:

1.    La triple “S”.

Las 3 características de una creatividad digital: superdirectas, supergráficas y superinteligentes.

Son lo primero que verá el público y, por tanto, deben enganchar de inmediato. No sobrecargues tu creatividad o banner de palabrería excesiva: información útil y fresca.

Ya sea una creatividad corporativa, institucional o formativa, el gancho tiene que ser sutil pero identificable. Probablemente si saturas el banner con más texto que elementos gráficos, el público perderá el interés muy rápido.

Entonces recuerda que antes de lanzarte a diseñar, primero viene la planificación de qué quieres presentar y cómo.

2.    Si no tiene un porqué, no lo incluyas.

Todo aquello que vas a insertar en tu creatividad debe tener un por qué. Ese mensaje que quieres a transmitir al público tiene que ir de la mano con la filosofía y con los valores de tu marca o negocio.

En la publicidad hay que a tocar las fibras más sensibles para que la gente sienta interés por ti y por lo que ofreces. Y entonces compran.

AUNQUE este proceso debe ser natural y por consiguiente has de llevarlo con astucia. Cada elemento, cada palabra y cada color estaran pensados para crear armonía, y para atrapar o transmitir un mensaje que genere «algo».

Todo lo que no cumpla esa premisa generará discordancia con el objetivo de tu cartel publicitario.

3.    Las tipografías, siempre con estilo.

¿Qué tipografía elegir? Eso lo averiguaremos después de muchas pruebas, es el método de ensayo y error.

La tipografía y tamaño de letra van de la mano con el estilo de tu mensaje y con los valores que deseas comunicar. Normalmente funciona una letra grande y que sea fácilmente legible, y no mezclar más de dos tipos de tipografía en una misma creatividad. Pero como siempre, todo depende.

Eso sí, esta premisa no falla: la creatividad publicitaria tiene que superdirecta (recuerda la triple «s»), para que no pueda sacarse de contexto cuando el público la vea. Por eso, realiza pruebas de tipografía y sobre todo de la combinació entre ellas hasta encontrar el mix perfecto.

4.    La psicología del color, herramienta indispensable

No solo se trata de un tema subjetivo de gustos o de composición. Está comprobado por la ciencia que una persona puede decidir si comprar o rechazar, solo por los colores que tenga un producto.

Escoger una paleta de colores para tu creatividad publicitaria es crucial: determinará la forma en que tu producto es asimilado por tus potenciales clientes.

Algunas ideas para llegar al público correcto con el color idóneo serían:

  • Azul. Productos relacionados con el agua, el aire y la limpieza.
  • Verde. Enfocado a la salud y el medio ambiente.
  • Blanco. También enfocado a la publicidad de salud y medicamentos.
  • Amarillo. Provoca sensaciones ligadas con la felicidad, se usa en todo tipo de mensaje positivo.
  • Rojo. Genera sentimientos fuertes y de pasión, ideal para ofrecer rebajas en productos.
  • Negro. Representa elegancia y exclusividad, encaja con productos de lujo, como joyas, ropa o perfumes.

**Ten en cuenta que siempre habrá excepciones, y que podemos jugar con toda la paleta de colores. Tú eres el que sabe comunicarse con tu cliente y lo que éste espera de ti.**

5.    Diseño creativo, ¡creativo de verdad!

Atrae la atención del público con creatividades personalizadas, y que no caigan en un cliché del producto o del servicio que ofreces.

Cuando usas imágenes correctas, colores armoniosos y una composición perfecta en tu creatividad publicitaria, muchas veces sobra cualquier mensaje escrito. ¡Excepto la relación con tu marca, obviamente! 🙂

Utilizar diseños creativos, limpios e impactantes será fundamental para el éxito de casi cualquier creatividad publicitaria.

¿Lo quieres compartir?

Entrada anterior
COVID-19. Encerrados, ¡pero bien!
Menú