Qué hacer para mejorar el SEO Onpage

La pregunta qué puedo hacer para mejorar el SEO Onpage es una de las que más repiten nuestros clientes cuando quieren ganar visibilidad en Google. La respuesta es sencilla, ya que el SEO tiene una serie de métodos estandarizados que valen para cualquier web o portal de ecommerce. Luego, en función del proyecto que tengamos sobre la mesa, podremos jugar con más elementos, como por ejemplo los que nos brinda el Inbound Marketing o la Gestión de Redes Sociales enfocada al SEO.

Patrón básico para mejorar el SEO Onpage

Tener una buena optimización del SEO Onpage es fundamental para ganar visibilidad en Google. Por mucho que juguemos con otras palancas, de nada servirá si no empezamos por el SEO Onpage.

El SEO Onpage consiste en todas aquellas acciones que se ejecutan en nuestra web, y que persiguen el objetivo de optimizar tanto el sitio como sus contenidos. Así pues, para ejecutarlo correctamente, puedes seguir el siguiente patrón:

Estudio de palabras clave

Este es el primer pilar del SEO Onpage. Deberemos analizar las mejores palabras clave para nuestro tipo de producto y para nuestro mercado objetivo (o usuario).

En este análisis de palabras clave, será fundamental que investiguemos qué es lo que hace nuestra competencia, ya que gran parte de la estrategia de keywords, vendrá definida por nuestro set competitivo.

Optimización de títulos

Utiliza aquellas palabras clave que hayas seleccionado en el estudio de keywords, pero siempre enfócalo al usuario: utiliza un título atractivo y corto.

Optimización del metatitle

Al igual que hiciste en la optimización del título, usa también aquella keyword que hayas seleccionado. En este caso ten en cuenta que estamos hablando directamente con los buscadores, y por lo tanto escribe un título igualmente atractivo, pero enfocado a buscadores. No superes los 60 caracteres (para evitar que en los resultados de búsqueda el título aparezca cortado) e intenta que el metatitle sea un resumen del contenido.

URLs amigables

Un punto fundamental. Asegúrate de que la URL de tu página sea amigable, y no utilices caracteres extraños, ya que eso facilitará la labor de indexación a los buscadores. Introduce también la keyword dentro de la URL.

Acuérdate de realizar las correspondientes redirecciones. ¡No hay nada peor que los enlaces rotos!

La Metadescripción

Tremendamente importante. Es la descripción de la página que verá el usuario en los resultados de búsqueda, por debajo del metatitle y la URL. Intenta que sea un resumen del contenido, que incorpore la keyword, y que funcione como call to action (¡queremos esa visita!).

Describe el contenido de las imágenes

Google no puede saber qué es lo que contiene una imagen (no sabe si son paisajes, comida, personas, etc), salvo que se lo indiquemos. Para ello sólo debes tener en cuenta que debes darle a la imagen un nombre de archivo amigable, preferentemente incorporando la keyword, un título y el texto alternativo (es el texto que se muestra en caso de que la imagen no pueda mostrarse, pero Google utiliza ese contenido para conocer más información sobre la fotografía). Describir las imágenes también incrementará la densidad de palabras clave de tu página.

En este punto debemos hablar de otra característica importante de las imágenes: el peso. Debes optimizar el peso de tus imágenes antes de subirlas a la web, ya que en caso contrario ralentizará mucho la página, y eso repercutirá en la optimización SEO (mira el último punto de este artículo).

Enlazado interno

Para que Google sepa que cada página de tu web dispone de contenido relevante para el usuario, uno de los indicadores que tiene en cuenta es el enlazado interno. Asegúrate de que todas las páginas de tu web estén correctamente enlazadas entre ellas (y sobre todo inserta enlaces desde tus páginas mejor posicionadas hacia aquellas más recientes). Para optimizar el enlace al máximo, asegúrate de insertarle un título.

¡No enlaces a lo loco! Los enlaces deben tener sentido, ya que podrías provocar el efecto contrario al deseado.

Los encabezados. Etiquetas H1, H2, H3, H4

Dentro del contenido de tu página, los encabezados gozan de gran prioridad para Google, así que de forma escalonada insertálos en tus publicaciones (el H1 bien podría ser el título de la página, el H2 el subtítulo, y los H3 podrían ser los subapartados de los subtítulos H2. Toma de ejemplo este mismo artículo 🙂 ).

Y lo más importante: escritura natural

No escribas para Google. Escribe para los usuarios que van a llegar a tu web. Sólo de este modo garantizarás que se lean tus contenidos, y por consiguiente se incremente su tiempo medio en la página (a Google le gusta que los usuarios pasen bastante tiempo en tu página). De todas maneras, recuerda insertar algunas veces la palabra clave a posicionar dentro del contenido de la página (¡sin pasarte!)

La parte técnica que mejorará tu SEO

Asegúrate de que tu web cargue rápidamente. Para ello será vital que tengas contratado un buen plan de hosting y que todas las imágenes de tu web estén optimizadas. No insertes un excesivo número de animaciones en la web, ni abuses de Javascript, ya que eso también hace que los procesos sean más lentos.

Asegúrate de que tu web se visualice correctamente en los dispositivos móviles. Si todavía no lo has hecho, apuesta por el Responsive Design.

¿Lo quieres compartir?

Entrada anterior
Renovación de la imagen corporativa de Apartamentos Siesta I
Entrada siguiente
La importancia de los KPIs
Menú